D. GABRIEL YRAVEDRA LLOPIS

Esta edición del Concurso de Vinos Real Casino de Madrid, rinde homenaje a D. Gabriel Yravedra Llopis, uno de los grandes impulsores de la viticultura en España y presidente honorario de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) .

Entrevista

Nació en Madrid en 1930; hizo el bachillerato en la ciudad de Ceuta, y se trasladó de nuevo a Madrid para hacer el Ingreso y la carrera de Ingeniero Agrónomo, que eligió por su afición a la biología y las matemáticas.

En 1959 fue becario en el Instituto Nacional de Investigaciones Agronómicas (I.N.I.A); con motivo de realizar sus prácticas de milicia universitaria como alférez de complemento, se trasladó a Jerez de la Frontera, compatibilizando sus tareas en el regimiento de Artillería nº 74, con prácticas en el departamento de Enología del I.N.I.A de Jerez, colaborando con D. Gonzalo Fernández de Bobadilla, principal investigador del centro.

Concluido su servicio militar, regresó a Madrid (1960), para reincorporarse al laboratorio de Enología del I.N.I.A, que dirigía D. Enrique Feducci.

Después de 3 años en el INIA, fue destinado a la Sección IV de Cultivos del Mº de Agricultura (1962), para ocuparse de los temas relacionados con el viñedo y las denominaciones de origen.

Participó en los trabajos del Consejo de Europa en Estrasburgo (1960), sobre un proyecto de reglamentación del vino y bebidas espirituosas, que no llegó a término, por la interferencia de los reglamentos iniciales de la C.E.E.

Ganó por concurso el cargo de profesor de Laboratorio de Enología de la Escuela Superior Técnica de Ingenios Agrónomos, convocado por la OCDE (1960-68).

También fue profesor de Economía y Legislación del Curso Superior de Viticultura y Enología de Madrid (1968-79), que posteriormente se transformó, dentro de la misma Universidad Politécnica, en el Curso Máster de Viticultura y Enología, que se impartía en las aulas de la Escuela de Agrónomos (1980-2018).

Posteriormente, fue creada la Comisión Interministerial encargada de revisar el «Estatuto de El Vino» de 1933, y hacer una propuesta de reforma, siendo presidente de esta Comisión, el director general de agricultura, D. Antonio Moscoso Morales, que le propuso como secretario de la misma (1960-61).

Así mismo fue profesor del Curso de Sumilleres de la Cámara de Comercio de Madrid, durante más de 20 años.

Como resumen de su actividad docente, ha contribuido a la formación de más de 2.000 profesionales especializados en vitivinicultura.

Como la Comisión del Estatuto no consiguió sus objetivos, fue disuelta por el ministro D. Adolfo Díaz Ambrona, encargando directamente la redacción de un nuevo proyecto de Estatuto a D. Alejo Leal García, asesor jurídico de su Gabinete y a D. Gabriel Yravedra LLopis, secretario de dicha Comisión.

En 1961 contrajo matrimonio con Dª. Concha Soriano Pérez-Villamil, con la que ha tenido 4 hijos: Mª José, Rocío, Concha y Pablo.

La redacción del nuevo proyecto de Estatuto, quedó concluida en el año 1968, y después de pasar los trámites e informes necesarios, fue aprobada como Ley 25/1970, que constituyó una importante innovación a nivel técnico, abriendo el campo de las denominaciones de origen (D.O.) a los productos agroalimentarios, con gran éxito.

En aplicación del Estatuto, fue creado el Instituto Nacional de Denominaciones de Origen (I.N.D.O) en 1973, cuyo primer director fue D. Salvador Ruiz-Berdejo, siendo D. Gabriel Yravedra LLopis designado jefe de los Servicios Técnicos, y finalmente consejero técnico del INDO.

En 1970 intervino en la preparación del Acuerdo Preferencial CEE-España, con reuniones en Bruselas, siendo ministro D. Alberto Ullastres.

Una vez constituido el INDO en 1973, siguiendo las previsiones del Estatuto, promovió la realización del Catastro Vitícola y Vinícola, del que fue director, contratando el personal técnico necesario para realizar los trabajos de campo y de gabinete. Este primer Catastro de la Viña y Bodegas, fue terminado en el plazo de 10 años, publicándose sus datos en tomos de provincias y de D.O.; este ingente trabajo fue muy útil para el conocimiento del viñedo, la programación de D.O., y su aportación a las negociaciones de adhesión a la UE. Posteriormente, el Catastro se integró en el Registro Vitícola de la UE y su actualización pasó a depender de las Comunidades Autónomas.

Ha participado en numerosas Asambleas Generales y Congresos de la OIV (1965-1995), desempeñando diferentes cargos, hasta la presidencia de la OIV (1991/94).

En Bruselas las reuniones han sido innumerables, tanto en la fase de preparación de la adhesión, como en años siguientes, para el examen de los numerosos reglamentos en materia vitivinícola.

Participó en los Acuerdos Bilaterales sobre D.O. con la República Federal Alemana, Portugal, Francia, Suiza, Austria y Hungría, anteriores a la adhesión.

También participó en varias reuniones de la FAO sobre el tema vitivinícola, y en particular, organizó la reunión de Tarragona.

Ha participado en numerosas sesiones de cata nacionales y extranjeras y algunas organizadas de forma masiva, con participación de los propios productores para detectar las cualidades y defectos, incluso errores de criterio, en la elaboración del vino, en distintas zonas, como la Ribera del Duero, Toro, Islas Canarias, La Mancha, Aragón, Extremadura, etc.

Desde el I.N.D.O., trató muchos problemas que afectaban a diferentes áreas, como la región del Albariño, creando la D.O. Rías Baixas, en las Islas Canarias, en Rioja, Cariñena, y el Cava, haciendo la propuesta de regionalización de la zona de producción, que permitió considerar al Cava como V.C.P.D.R. (Vino de Calidad Producido en una Región Determinada).

En el campo de los productos agrícolas, participó en la consecución del fallo favorable del Tribunal Supremo sobre el nombre de “queso manchego”, evitando su uso incorrecto en otros quesos (1982).

Entre otras actividades puntuales, ganó el premio Salvador Ribero en 1970, y la Academia de Gastronomía le concedió el premio Doctor Marañón, por su contribución al desarrollo de los productos agrarios.

Ya jubilado, en los años 2000 a 2004, fue presidente del Comité de Organización del Salón Internacional del Vino en Madrid, organizando diferentes concursos y actividades sobre la cultura del vino.

Así mismo participó varios años como profesor del Curso de Marketing O.I.V.

Participó en el reconocimiento de Rioja, como D.O. Calificada, y también en el litigio internacional sobre el embotellado en origen, que fue reconocida por la Comisión Europea a favor de Rioja.

En el campo de los productos agrícolas, participó en la resolución del caso Jabugo, nombre geográfico que anteriormente usaba en exclusiva una marca comercial de la zona, y que al tenerlo inscrito en su propia razón social impedía su protección como D.O. También pusieron en marcha las D.O. de los Quesos de Cabrales y Mahón, de los Aceites Vírgenes de Oliva de Baena y Sierra de Segura, del Jamón de Guijuelo, etc.

Intervino en la lucha española contra el British Sherry, que la Comisión Europea exigió su reconocimiento a España en el acta de adhesión, que finalmente se resolvió 10 años después de la adhesión mediante un Memorándum español, que demostró la discriminación que el Reino Unido aplicaba en los derechos de aduana al British Sherry frente al verdadero Jerez español.

Después de su jubilación, fue designado miembro del Comité Científico del D.O.P e I.G.P de productos agroalimentarios, en Bruselas, con la misión de informar sobre las solicitudes de los diferentes países de la UE.

Ha escrito y mantiene la página Web yravedra.com, con la idea de informar a antiguos alumnos de sumilleres y del máster y a consejos reguladores.

Durante toda su actividad profesional ha tratado de preservar la pureza del vino, y en todos los foros internacionales ha denunciado el empleo de la sacarosa en vinos para el aumento de la graduación alcohólica natural (chaptalización), práctica autorizada por la O.I.V. y la Comisión Europea en contradicción con la propia definición de vino adoptada por ambos organismos, practica que se ha extendido por toda Europa, incluidas las más famosas denominaciones de origen. En 2014 escribió el libro “El Fraude de la Chaptalización en Vinos de la UE” editado en español e inglés, que tuvo escasa reacción, incluso en el sector vitivinícola español y en la propia Administración, a pesar de la gravedad de esta práctica en la desestabilización de la economía de la viña y del vino, de la competencia desleal en el mercado y engaño al consumidor. Según sus cálculos, hoy día se utilizan más de 600.000 Tm. de azúcar de remolacha en el aumento fraudulento del grado alcohólico natural del vino, lo cual supone un pingüe negocio para las bodegas chaptalizadoras, por la sustitución de la uva madura por el azúcar de remolacha.

Durante los años 2018 y 2019, ha presentado 15 preguntas escritas a la Comisión Europea, sobre el tema de la chaptalización, todas presentadas en el Parlamento Europeo por eurodiputados españoles, sin conseguir jamás una respuesta coherente de la Comisión Europea, sino respuestas evasivas y apoyadas exclusivamente en la propia legislación de la UE, sin el menor asomo de autocrítica.

Distinciones

Ha recibido las Encomienda de Número del Mérito Agrícola (1970) y del Mérito Alimentario de España (1992).

De Francia la de Chevalier (1974) y Oficier du Mérite Agricole (1994), y diversas distinciones extranjeras de Argentina, Italia, Uruguay, California, etc.

D. GABRIEL YRAVEDRA LLOPIS​

Esta edición del Concurso de Vinos Real Casino de Madrid, rinde homenaje a D. Gabriel Yravedra Llopis, uno de los grandes impulsores de la viticultura en España y presidente honorario de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) .

Nació en Madrid en 1930; hizo el bachillerato en la ciudad de Ceuta, y se trasladó de nuevo a Madrid para hacer el Ingreso y la carrera de Ingeniero Agrónomo, que eligió por su afición a la biología y las matemáticas.

En 1959 fue becario en el Instituto Nacional de Investigaciones Agronómicas (I.N.I.A); con motivo de realizar sus prácticas de milicia universitaria como alférez de complemento, se trasladó a Jerez de la Frontera, compatibilizando sus tareas en el regimiento de Artillería nº 74, con prácticas en el departamento de Enología del I.N.I.A de Jerez, colaborando con D. Gonzalo Fernández de Bobadilla, principal investigador del centro.

Concluido su servicio militar, regresó a Madrid (1960), para reincorporarse al laboratorio de Enología del I.N.I.A, que dirigía D. Enrique Feducci.

Después de 3 años en el INIA, fue destinado a la Sección IV de Cultivos del Mº de Agricultura (1962), para ocuparse de los temas relacionados con el viñedo y las denominaciones de origen.

Participó en los trabajos del Consejo de Europa en Estrasburgo (1960), sobre un proyecto de reglamentación del vino y bebidas espirituosas, que no llegó a término, por la interferencia de los reglamentos iniciales de la C.E.E.

Ganó por concurso el cargo de profesor de Laboratorio de Enología de la Escuela Superior Técnica de Ingenios Agrónomos, convocado por la OCDE (1960-68).

También fue profesor de Economía y Legislación del Curso Superior de Viticultura y Enología de Madrid (1968-79), que posteriormente se transformó, dentro de la misma Universidad Politécnica, en el Curso Máster de Viticultura y Enología, que se impartía en las aulas de la Escuela de Agrónomos (1980-2018).

Posteriormente, fue creada la Comisión Interministerial encargada de revisar el «Estatuto de El Vino» de 1933, y hacer una propuesta de reforma, siendo presidente de esta Comisión, el director general de agricultura, D. Antonio Moscoso Morales, que le propuso como secretario de la misma (1960-61).

Así mismo fue profesor del Curso de Sumilleres de la Cámara de Comercio de Madrid, durante más de 20 años.

Como resumen de su actividad docente, ha contribuido a la formación de más de 2.000 profesionales especializados en vitivinicultura.

Como la Comisión del Estatuto no consiguió sus objetivos, fue disuelta por el ministro D. Adolfo Díaz Ambrona, encargando directamente la redacción de un nuevo proyecto de Estatuto a D. Alejo Leal García, asesor jurídico de su Gabinete y a D. Gabriel Yravedra LLopis, secretario de dicha Comisión.

En 1961 contrajo matrimonio con Dª. Concha Soriano Pérez-Villamil, con la que ha tenido 4 hijos: Mª José, Rocío, Concha y Pablo.

La redacción del nuevo proyecto de Estatuto, quedó concluida en el año 1968, y después de pasar los trámites e informes necesarios, fue aprobada como Ley 25/1970, que constituyó una importante innovación a nivel técnico, abriendo el campo de las denominaciones de origen (D.O.) a los productos agroalimentarios, con gran éxito.

En aplicación del Estatuto, fue creado el Instituto Nacional de Denominaciones de Origen (I.N.D.O) en 1973, cuyo primer director fue D. Salvador Ruiz-Berdejo, siendo D. Gabriel Yravedra LLopis designado jefe de los Servicios Técnicos, y finalmente consejero técnico del INDO.

En 1970 intervino en la preparación del Acuerdo Preferencial CEE-España, con reuniones en Bruselas, siendo ministro D. Alberto Ullastres.

Una vez constituido el INDO en 1973, siguiendo las previsiones del Estatuto, promovió la realización del Catastro Vitícola y Vinícola, del que fue director, contratando el personal técnico necesario para realizar los trabajos de campo y de gabinete. Este primer Catastro de la Viña y Bodegas, fue terminado en el plazo de 10 años, publicándose sus datos en tomos de provincias y de D.O.; este ingente trabajo fue muy útil para el conocimiento del viñedo, la programación de D.O., y su aportación a las negociaciones de adhesión a la UE. Posteriormente, el Catastro se integró en el Registro Vitícola de la UE y su actualización pasó a depender de las Comunidades Autónomas.

Ha participado en numerosas Asambleas Generales y Congresos de la OIV (1965-1995), desempeñando diferentes cargos, hasta la presidencia de la OIV (1991/94).

En Bruselas las reuniones han sido innumerables, tanto en la fase de preparación de la adhesión, como en años siguientes, para el examen de los numerosos reglamentos en materia vitivinícola.

Participó en los Acuerdos Bilaterales sobre D.O. con la República Federal Alemana, Portugal, Francia, Suiza, Austria y Hungría, anteriores a la adhesión.

También participó en varias reuniones de la FAO sobre el tema vitivinícola, y en particular, organizó la reunión de Tarragona.

Ha participado en numerosas sesiones de cata nacionales y extranjeras y algunas organizadas de forma masiva, con participación de los propios productores para detectar las cualidades y defectos, incluso errores de criterio, en la elaboración del vino, en distintas zonas, como la Ribera del Duero, Toro, Islas Canarias, La Mancha, Aragón, Extremadura, etc.

Desde el I.N.D.O., trató muchos problemas que afectaban a diferentes áreas, como la región del Albariño, creando la D.O. Rías Baixas, en las Islas Canarias, en Rioja, Cariñena, y el Cava, haciendo la propuesta de regionalización de la zona de producción, que permitió considerar al Cava como V.C.P.D.R. (Vino de Calidad Producido en una Región Determinada).

En el campo de los productos agrícolas, participó en la consecución del fallo favorable del Tribunal Supremo sobre el nombre de “queso manchego”, evitando su uso incorrecto en otros quesos (1982).

Entre otras actividades puntuales, ganó el premio Salvador Ribero en 1970, y la Academia de Gastronomía le concedió el premio Doctor Marañón, por su contribución al desarrollo de los productos agrarios.

Ya jubilado, en los años 2000 a 2004, fue presidente del Comité de Organización del Salón Internacional del Vino en Madrid, organizando diferentes concursos y actividades sobre la cultura del vino.

Así mismo participó varios años como profesor del Curso de Marketing O.I.V.

Participó en el reconocimiento de Rioja, como D.O. Calificada, y también en el litigio internacional sobre el embotellado en origen, que fue reconocida por la Comisión Europea a favor de Rioja.

En el campo de los productos agrícolas, participó en la resolución del caso Jabugo, nombre geográfico que anteriormente usaba en exclusiva una marca comercial de la zona, y que al tenerlo inscrito en su propia razón social impedía su protección como D.O. También pusieron en marcha las D.O. de los Quesos de Cabrales y Mahón, de los Aceites Vírgenes de Oliva de Baena y Sierra de Segura, del Jamón de Guijuelo, etc.

Intervino en la lucha española contra el British Sherry, que la Comisión Europea exigió su reconocimiento a España en el acta de adhesión, que finalmente se resolvió 10 años después de la adhesión mediante un Memorándum español, que demostró la discriminación que el Reino Unido aplicaba en los derechos de aduana al British Sherry frente al verdadero Jerez español.

Después de su jubilación, fue designado miembro del Comité Científico del D.O.P e I.G.P de productos agroalimentarios, en Bruselas, con la misión de informar sobre las solicitudes de los diferentes países de la UE.

Ha escrito y mantiene la página Web yravedra.com, con la idea de informar a antiguos alumnos de sumilleres y del máster y a consejos reguladores.

Durante toda su actividad profesional ha tratado de preservar la pureza del vino, y en todos los foros internacionales ha denunciado el empleo de la sacarosa en vinos para el aumento de la graduación alcohólica natural (chaptalización), práctica autorizada por la O.I.V. y la Comisión Europea en contradicción con la propia definición de vino adoptada por ambos organismos, practica que se ha extendido por toda Europa, incluidas las más famosas denominaciones de origen. En 2014 escribió el libro “El Fraude de la Chaptalización en Vinos de la UE” editado en español e inglés, que tuvo escasa reacción, incluso en el sector vitivinícola español y en la propia Administración, a pesar de la gravedad de esta práctica en la desestabilización de la economía de la viña y del vino, de la competencia desleal en el mercado y engaño al consumidor. Según sus cálculos, hoy día se utilizan más de 600.000 Tm. de azúcar de remolacha en el aumento fraudulento del grado alcohólico natural del vino, lo cual supone un pingüe negocio para las bodegas chaptalizadoras, por la sustitución de la uva madura por el azúcar de remolacha.

Durante los años 2018 y 2019, ha presentado 15 preguntas escritas a la Comisión Europea, sobre el tema de la chaptalización, todas presentadas en el Parlamento Europeo por eurodiputados españoles, sin conseguir jamás una respuesta coherente de la Comisión Europea, sino respuestas evasivas y apoyadas exclusivamente en la propia legislación de la UE, sin el menor asomo de autocrítica.

Distinciones

Ha recibido las Encomienda de Número del Mérito Agrícola (1970) y del Mérito Alimentario de España (1992).

De Francia la de Chevalier (1974) y Oficier du Mérite Agricole (1994), y diversas distinciones extranjeras de Argentina, Italia, Uruguay, California, etc.

Real Casino de Madrid:

Alcalá, 15. 28014 Madrid
www.realcasinodemadrid.es

Concurso de Vinos Real Casino de Madrid

+34 661 731 088

inscripciones@concursodevinosrealcasinodemadrid.es

Real Casino de Madrid:

Alcalá, 15. 28014 Madrid
www.realcasinodemadrid.es

inscripciones@concursodevinosrealcasinodemadrid.es

+34 661 731 088